Carmen Ponce, apuesta por el voluntariado con Cruz Roja Juventud

La alumna de 1º de RAE afirma que le resulta “muy gratificante” poder ayudar a aquellos que lo necesiten

1378

Decidida y con gran pasión por lo que hace. Así se muestra Carmen Ponce, alumna de 1º de RAE en el ISEP CEU CV. Satisfecha de la formación práctica que está recibiendo con sus estudios, afirma que “deja fluir su creatividad”. Desde hace dos años, su energía la dedica también como voluntaria en Cruz Roja Juventud.

Carmen Ponce, apuesta por el voluntariado con Cruz Roja JuventudPregunta. ¿Por qué decidiste embarcarte en proyectos solidarios?

Respuesta. Desde siempre me ha gustado ayudar ya sea a mis compañeros en clase o a mis amigas con algún problema. Pienso que ayudar a la gente que más lo necesita es algo muy gratificante. Además, te das cuenta que la gente después es muy agradecida, ya sea con un simple gracias o con una sonrisa en sus caras.

P. ¿Qué función desempeñas dentro de la ONG?

R. Cuando comencé estaba en el proyecto de ‘Éxito Escolar’, es un proyecto en el que niños que están en peligro de exclusión reciben ayuda en los estudios con clases particulares y jugando con ellos. Actualmente estoy en el proyecto de ‘Pineo’, enfocado a jóvenes desde primero de la ESO hasta segundo de Bachillerato. Realizamos actividades, juegos y alguna formación para concienciar a los jóvenes sobre diversos temas.

Carmen Ponce, apuesta por el voluntariado con Cruz Roja Juventud

P. ¿Cómo se organiza la actividad en Cruz Roja Juventud?

R. Cruz Roja Juventud se organiza por proyectos: Tenemos Pineo, Éxito escolar, Medioambiente, Infancia hospitalizada, entre otras. Al realizar la Formación Básica Institucional, nos muestran todos los posibles proyectos y nos explican en qué consiste cada proyecto y tú puedes decidir el que más te guste o en el que te sientas más cómodo.

Carmen Ponce, apuesta por el voluntariado con Cruz Roja Juventud

P. ¿Qué aspecto destacarías que te resulte interesante de compartir con los lectores?

R. Destacaría la gran labor que realizan los voluntarios, porque consiguen que formes parte de una gran familia. Pasamos ratos maravillosos llenos de risas tanto en los encuentros como en las actividades que organizamos. Siendo monitora vuelves a ser una niña, es una escapatoria tanto para los niños como para los monitores. Durante esas horas solo hay juegos, en los que aprenden a trabajar en equipo y también y muy importante, los valores de Cruz Roja: Humanidad, Imparcialidad, Neutralidad, Independencia, Carácter Voluntario, Unidad y Universalidad. Nunca podré describir lo que siento de formar parte de esta familia. Probablemente no seré la única voluntaria que sienta esto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here