Sonrisas que alimentan cuerpo y alma

La profesora de Ciclos Laura Biosca nos cuenta su labor en una asociación no lucrativa cuyo objetivo es despertar una sonrisa a niños hospitalizados

177

En el Instituto Superior de Estudios Profesionales CEU Comunidad Valenciana (ISEP CEU CV) queremos celebrar el Día Mundial de la Sonrisa. El primer viernes de cada mes de octubre se festeja este día tan especial. Esta genial idea la tuvo Harvey Ball, el creador comercial de la «carita feliz amarilla», en 1999.

Tras su fallecimiento en 2001, se creó la Fundación «Harvey Ball Smile», que patrocina este día y recauda fondos para causas benéficas, a la vez que fomenta la positividad y buenas obras por todo el mundo.

¿Por qué es tan importante sonreír?

Laura Biosca, profesora de Formación y Orientación Laboral (FOL) y Empresa e Iniciativa Emprendedora en Ciclos Formativos CEU Comunidad Valenciana, «lo tiene muy claro».

«La sonrisa tiene efectos positivos para las personas, cuanto más se sonríe mejor salud se tiene, está demostrado y los expertos así lo señalan en numerosos estudios. Mejora el bienestar y reduce el estrés, mejora tu salud cardiovascular, y superas mejor el miedo», apunta la profesional.

Según afirma la docente, para ella es fundamental vivir sonriendo a la vida, por eso afirma que dedica parte de su tiempo a dirigir y gestionar PAYASOSPITAL.

sonrisas

Sonrisas de nariz roja

Payasospital es una asociación no lucrativa que alegra la vida a los niños y niñas hospitalizados de la Comunidad Valenciana, contribuye a mejorar la calidad de vida de estos niños, sus familias y el personal que los atiende, ayudándolos a soportar mejor las estancias hospitalarias, desdramatizando el entorno médico y ofreciendo momentos de relax y distracción a través del humor, la risa y la fantasía.

«Semana a semana realizamos espectáculos personalizados en las habitaciones de los niños ingresados en los servicios de oncología pediátrica y pediatría de los hospitales valencianos con unos doctores muy especiales: llevan una enorme nariz roja, batas de colorines y marionetas», apunta Biosca.

«Con nuestras actuaciones también intentamos facilitar la comunicación de estos niños con su entorno, ayudándoles a aceptar su propia hospitalización y a colaborar con las terapias que requieren. Igualmente, nuestra acción pretende devolver a los niños hospitalizados su condición de niño, ayudando a sus familiares y al personal sanitario a no tratarlo exclusivamente como pacientes», remarca.

La profesional apunta que si bien es cierto a veces es duro sonreír, nunca nos debemos de olvidar de dibujar una sonrisa.

 

Y precisamente, para crear una bonita y saludable sonrisa, trabajan los profesores, profesionales en activo, del Ciclo Superior en Higiene Bucodental del ISEP CEU CV, en el que Laura Biosca también imparte clases. Un ciclo con prácticas reales desde el primer día y en el que los estudiantes se preparan para convertirse en la pieza clave de un odontólogo.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here