Antonia Madueño: «Enseñanza e investigación se retroalimentan en mi día a día profesional»

La docente de Inglés Técnico en el ISEP CEU CV compagina la enseñanza del inglés con la investigación doctoral en el campo de la Neurolingüística

951

Soy una profesora vocacional, pues he querido ser profesora desde que puedo recordar. Desde que apenas hablaba explicaba cosas a mis muñecas con una pequeña pizarrita que me compraron mis padres. Estudié Filología Inglesa y, a continuación, el máster en Formación del Profesorado en Educación Secundaria. Posteriormente, me embarqué en un máster en Estudios Ingleses Avanzados, para iniciar después mi Tesis Doctoral. En la actualidad, además de mi carrera docente, también compagino la enseñanza del inglés con la investigación doctoral en el campo de la Neurolingüística y la adquisición de la lengua inglesa como segundo idioma. Es por ello que necesito de la realidad del aula para seguir avanzando en mis investigaciones y, del mismo modo, aplico la investigación a mis clases de forma que ambas disciplinas, la enseñanza y la investigación, se retroalimentan en mi día a día profesional.

Antonia Madueño en el despacho del ISEP CEU CV. / Foto: Redacción

En el caso de la asignatura que imparto en Ciclos Formativos del ISEP CEU CV, Inglés Técnico, se enmarca en la necesidad de dar respuesta a la creciente demanda de profesionales cualificados y competitivos, con competencias lingüísticas en distintos idiomas. El dominio de la lengua inglesa en el ámbito de la Formación Profesional, es de vital importancia hoy en día, pues los profesionales de sectores como el sanitario o el audiovisual van a estar cada día más expuestos a este idioma, tanto en el desempeño de tareas en su ámbito, como en la continua profundización de los conocimientos técnicos que les exigirá su profesión y su inquietud intelectual debido a que muchos textos especializados se publican en inglés.
Además, en un mundo profesional tan cambiante y globalizado, la necesidad de que los  profesionales sean capaces de comunicarse con otras personas en un ambiente internacional es cada vez más incuestionable. De forma que, cada vez más, las empresas consideran imprescindible que sus trabajadores puedan desarrollar su actividad laboral en inglés.

El enfoque que doy a esta asignatura se centra en el aprendizaje del Inglés Técnico, específico del campo profesional del módulo, de forma que los estudiantes puedan apreciar la relación entre sus contenidos y los de otras materias, fomentando un aprendizaje transversal e interdisciplinar. De esta forma, los estudiantes adquieren los conocimientos fundamentales para el desarrollo con éxito de las cuatro destrezas (listening, reading, writing, speaking), cubriendo temas comunes a diferentes campos de las Ciencias de la Salud o el Sector Audiovisual. El módulo se fundamenta con el estudio de casos prácticos reales inspirados por contextos cotidianos de la profesión, así como de actividades basadas en la resolución de problemas, ofreciendo variadas ocasiones para el autoaprendizaje.

Para obtener unas mínimas garantías de éxito, es para mí muy importante que el alumno se sienta cómodo en clase, pues es popularmente conocido el miedo de los estudiantes a hablar en inglés. Por ello, es imprescindible el llamado factor afectivo, mediante el cual intentamos fomentar un ambiente de confianza y seguridad donde la interacción, tanto entre estudiantes como entre estudiantes y docente, se propicie desde el primer día para normalizar el uso de la lengua inglesa cuanto antes. En este sentido también es esencial transmitir claramente que no buscamos la perfección, aceptando el error como algo natural e interiorizando que las correcciones hacen posible que mejoremos. Los estudiantes deben acostumbrarse a equivocarse y a ser corregidos sin que ello les dé vergüenza o les produzca ansiedad, entendiendo que la situación es totalmente natural cuando se está en una fase de aprendizaje. Exactamente igual que un bebé cuando adquiere su primera lengua y aprende mediante la repetición y el ensayo-error.

La motivación de los alumnos también juega un papel principal en el enfoque y la metodología de la asignatura, por ello el dinamismo y la innovación son pilares inestimables de la asignatura, intentando adaptar los objetivos de aprendizaje a tareas o actividades que enciendan la curiosidad y las ganas de hacer. Busco, con ello, que los estudiantes deseen hacer una tarea porque les genere motivación intrínseca en lugar de hacerlo única y exclusivamente para superar la asignatura –motivación extrínseca.
Uno de los objetivos principales de la asignatura es, asimismo, superar esa especie de hándicap que pesa sobre la enseñanza del inglés en España, que no es otro –en mi opinión- que la falta de práctica de escucha y habla en el aula, primando en la mayoría de las ocasiones la teoría y la gramática sobre la práctica de la lengua inglesa. Por ello, las clases son íntegramente en inglés. La gramática es importante pero de nada sirve que el alumno sepa de memoria listas aisladas de vocabulario o pueda escribir todo tipo de estructuras gramáticas si no sabe incluirlas en una conversación ni las reconoce al escucharlas.
Por otra parte, en la evaluación del módulo se valora más la parte práctica que la teórica, de forma que el esfuerzo y el trabajo continuado del estudiante por practicar la lengua inglesa es lo que más se tendrá en cuenta en sus calificaciones. De esta forma, se presta atención a la progresión del alumno de forma semanal. En línea con esto, también es importante destacar el trabajo cooperativo de los estudiantes en la metodología de la asignatura. Así pues, los alumnos trabajan en equipo en cada sesión, con el objetivo de que todos aporten al grupo y construyan juntos posibilitando sinergias de trabajo. Ello también les ofrece la posibilidad de aprender la importancia de la responsabilidad o de cómo resolver posibles conflictos, conocimientos esenciales para cualquier persona en la actualidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here