El ISEP CEU CV celebra el Día Mundial del Agua

Bajo el lema 'Cada gota, suma' alumnos de Ciclos dentro del proyecto SUMA S.O.S han hecho entrega de una planta por un planeta más sostenible

537

agua

Dicen que en cada gota de agua hay una historia de vida. Desde 1993 cada 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua. Así lo estableció las Naciones Unidas con el fin de promover la importancia del agua dulce en el planeta.

Desde el Instituto Superior de Estudios Profesionales CEU Comunidad Valenciana (ISEP CEU CV), han querido sumarse a la celebración del día.  Bajo el lema ‘CADA GOTA, SUMA’, alumnos de Ciclos Formativos CEU han hecho entrega de una planta con el fin de contribuir a un planeta más sostenible al sumar zonas verdes.

La plaza del Paraninfo en el campus de la CEU UCH en Valencia, se ha convertido en el punto de encuentro en el que dar a conocer la iniciativa propuesta por los alumnos del ISEP CEU CV  que colaboran en el proyecto de investigación “Suma al Planeta Superficie Permeable Sostenible (SUMA S.O.S.)”, un proyecto recientemente premiado en la categoría de ciclos formativos por el Instituto Universitario de Investigación de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente (IIAMA), de la Universitat Politècnica de València (UPV).

El proyecto busca aprovechar todas las superficies horizontales y verticales, como suelos, fachadas o cubiertas, que permitan transformar en permeable todo aquello que antes no lo era. Con ello se busca recuperar ecosistemas esenciales a través del uso sostenible del suelo y de la tierra.

La iniciativa se enmarca dentro del proyecto “¡Investiga! ¡Salva el Planeta!”, financiado por la Convocatoria de ayudas para el Fomento de la Cultura Científica, Tecnológica y de la Innovación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) del Ministerio de Ciencia e Innovación.

Y es que la contaminación del aire, el calentamiento urbano y los episodios con temperaturas extremas en verano e invierno, son algunos de los problemas a los que se enfrentan las ciudades de hoy. Los espacios verdes pueden reducir la temperatura ambiente de las ciudades hasta 1ºC, disminuyendo la isla de calor urbana y, por lo tanto, el nocivo smog de las ciudades.

Con la acción desarrollada también se respalda objetivos de desarrollo sostenible marcados por la Agenda 2030 de la ONU.

 

 

Artículo anteriorComprometidos por una buena salud bucodental
Artículo siguienteUnidos para educar en valores

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí