Arturo Mora: «Sin implicación no hay recompensa»

El profesor del Ciclo Superior en Animación 3D, Juegos y Entornos Interactivos comparte su experiencia profesional

386

Arturo Mora afirma que si tuviera que definir su profesión con una sola palabra sería VOCACIÓN. El profesor del Ciclo Superior en Animación 3D, Juegos y Entornos Interactivos del Instituto Superior de Estudios Profesionales CEU Comunidad Valenciana (ISEP CEU CV) siente verdadera pasión por cada cosa que hace. Profesional multidisciplinar en sectores vinculados al arte, como él mismo se define, cuenta con una dilatada experiencia profesional tanto dentro como fuera del aula.

implicación

Pregunta. Arturo, ¿Qué puedes contarnos sobre tu trayectoria profesional?

Respuesta. Al finalizar mis estudios en Bellas Artes, empecé a trabajar en el departamento de grafismo de la extinta Radio Televisión Valenciana. Aquello fue además de una experiencia vital inestimable, una entrada en el mundo laboral por la puerta grande. A partir de ahí, fui trabajando en empresas de distinto ámbito; videojuegos, publicidad, infografía, animación, diseño…

Llegó un momento en el que decidí empezar a forjar mi proyecto personal. Fue entonces cuando abrí mi propio estudio, ‘Cut-out estudio’ ofreciendo así servicios especializados de todo aquello que me gusta y sé hacer.

En paralelo, también empecé a adquirir experiencia como docente dando cursos especializados en distintas escuelas.

P. Precisamente sobre la faceta de docente, ¿Cómo es impartir clase en el Ciclo de Animación 3D, Juegos y Entornos Interactivos en el ISEP CEU CV?

R. Creo que tengo una visión amplia y general de la industria al haber trabajado en distintos sectores, eso me permite enfocar las asignaturas de una forma transversal. También te permite detectar, establecer y subrayar conexiones no sólo en los contenidos de una asignatura, sino globalmente. Me siento capaz de moverme bien entre lo técnico y lo artístico, entre lo práctico y lo conceptual, aunque en ocasiones sea un reto balancear entre un enfoque y otro para transmitir de forma dinámica y motivadora.

P. Como apuntas, es importante mantener ese equilibrio para saber transmitir bien los conocimientos. ¿Qué demanda la industria de la animación en la actualidad?

R. La industria demanda profesionales especializados, capaces de integrarse en un flujo de trabajo dentro de un proyecto o empresa como un engranaje eficiente, alcanzando cotas de calidad de alto nivel en su labor. Por ejemplo, en un largometraje de animación 3D, en los créditos finales se puede leer esos perfiles laborales específicos, como son el “modelador”, “rigger”, “artista conceptual de personajes” etc… Yo me encontraría en ese genérico segundo perfil, lo que en el mundo profesional se llama un “generalista”. Estos suelen englobar conocimientos de varios roles, pero casi siempre dentro del mismo campo. Por ejemplo, es habitual encontrar “generalistas 3D” que modelan, animan, iluminan…pero siempre dentro de un flujo de trabajo 3D.

P. Y hablando de 3D y de los perfiles profesionales que demanda la industria ¿En qué consisten las asignaturas que impartes en el Ciclo?

R. En Ciclos Formativos CEU imparto los módulos de ‘Proyectos de Animación’ y ‘Proyectos de videojuegos’. Ambas, como el propio nombre indica, tienen un enfoque proyectual, de taller. Al ser el primer año de contacto, he tenido que ir ajustando un poco el enfoque. Comencé con la ambiciosa meta de intentar enseñar todo aquello que a mí me hubiera venido bien conocer como profesional, que nadie me enseñó en su momento, y que yo he tenido que aprender con tropiezos y mucho trabajo.

P. ¿Cómo ves en la actualidad el sector de la animación en España?

R. Lo veo con gran potencial y con proyectos empresariales concretos muy interesantes. También es cierto que sigue siendo un sector con ciertas carencias estructurales de base.

Hay ayudas públicas, y una cantera de profesionales cada vez más y mejor formados. Pero no me gusta decir que tenemos los «mejores talentos». Para tener los mejores talentos, lo que hace falta como con las plantas, es sembrarlos y regarlos, apostando por la mejor formación. Y en ese sentido, creo que hemos mejorado y lo seguimos haciendo, aunque también es verdad que sigue faltando inversión privada y la solidez de mentalidad empresarial de riesgo.

P. ¿Dónde se concentra esa apuesta?

R. Las mayores empresas del país, en la escala global, son empresas medianas (salvo contadas excepciones). Y la mayor parte del sector está atomizado en pequeñas empresas, que surgen tan fácilmente como desaparecen. Creo que sigue faltando una industria firme, asentada, con empresas grandes que sean referentes y competencia en la mira internacional, para que de este modo, haya menos rotación e inestabilidad laboral.

P. ¿Qué les dirías a aquellos que desconocen el sector?

R. Trabajar en animación o videojuegos, si es lo que te gusta, es algo muy bonito y que ofrece grandes recompensas personales. Pero también es verdad que requiere de implicación, esfuerzo, y formación continua.

P. Define con una sola palabra tu profesión.

R. Vocación.

P. ¿En qué tipo de proyecto te gustaría embarcarte?

R. Actualmente estoy terminado de desarrollar ‘The Bolt Age’, un videojuego en el que he volcado gran parte de mi tiempo y esfuerzo en estos dos últimos años. Espero en breve poder ponerlo a la venta. Es un proyecto que ha requerido muchas horas de investigación y el hecho de terminar algo tan grande en mi escala de producción, es algo que me llena mucho.

P. ¿Algún otro proyecto que te gustaría hacer?

R. He hecho cosas muy distintas a lo largo de mi trayectoria profesional, pero aún me quedan cosas pendientes, una de ellas es hacer tebeos.

P. ¿Algún consejo para los alumnos?

R. Autodisciplina e implicación son dos ingredientes para el «relativo» éxito profesional. No soy muy fan de esos mensajes motivacionales como «Si quieres puedes» o «Si te esfuerzas lograrás todas tus metas». Más que nada porque creo que no es cierto. Hay veces que encontramos factores externos que nos impiden alcanzar nuestros objetivos. Hay gente trabajando con increíbles capacidades. Pero de forma general, todo el que está en el sector, es gente que ha trabajado, y se ha esforzado mucho.  Esforzarte y formarte mucho, no te garantiza el éxito, pero esforzarte y formarte poco te garantiza el fracaso. Por muchas capacidades que creas tener, sin implicación no hay recompensa.

 

Artículo anteriorPablo Claramonte, en constante formación
Artículo siguienteÁlvaro Muijsenberg, Premio Ángel Herrera

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here